Próximo evento en:
+ +
6 días
15 horas
58 minutos
53 segundos

Ver a Marta nadar

No he hecho otra cosa en todo este verano.
Me siento al sol, rasgando el horizonte,
y la miro nadar,
y así como el océano la envuelve
en su honrada grandeza,
la rodean mis ojos recorriendo
en un sueño levísimo y ardiente
la sumergida carne misteriosa,
promesa de otras vidas en su estiba.

Miro la perfección de sus brazadas,
esa falsa indolencia con que flota
por encima de todo,
el moderado y terco
esfuerzo de la espalda deslumbrante,
su extraña finitud entre infinitos
de arena y aire y agua,
un cuerpo que en la luz clarea y fulge
siempre igual a sí mismo,
rompiendo olas para unirse al mundo,
mientras deja en su estela
un tributo de piel para los peces.

Y las humanas aspas de su impulso
amenizan la paz de mi mirada.

Veo
toda esta plenitud vacía y nueva
en los brazos de Marta,
que ante mi ojos
nada.

© José María Micó, Caleidoscopio, Premio de Poesía Generación del 27, Madrid, Visor, 2013.

© martaymico.com | Todos los derechos reservados.